PAAIGI

LOGO-PAAIGI-BLANCO.png

Programa de Aprendizaje Adaptado para la Integración Global del Individuo

Trastorno del aprendizaje no verbal


Las personas con TANV presentan muchos signos que son compatibles, o que también se dan en trastornos como el TEA o el TDAH . Es por ello , que no aparecen dentro de las clasificaciones del DSM o de la CIE ( sistemas para la clasificación de las enfermedades mentales). A pesar de esto, presentan un grupo de características o déficits neurocognoscitivos que le son propios como:

  1. Dificultad motora , tanto fina como gruesa.

  2. Dificultad en la adquisición de las habilidades motoras y de la percepción global rápida.

  3. Dificultades en la coordinación psicomotora.

  4. Dificultades visuoespaciales y visuoconstructivas, con alteraciones en la orientación espacial.

  5. Buen dominio del lenguaje verbal formal y del razonamiento dependiente del lenguaje verbal.

  6. Dificultades para enfrentarse a situaciones nuevas.

  7. Dificultades académicas , sobre todo a nivel de comprensión oral y escrita.

  8. Dificultades para entender el lenguaje no verbal, dificultad para comprender las claves no verbales de la comunicación ( gestos, miradas, intenciones, etc.)

  9. Dificultades pragmáticas ( capacidad para modificar el lenguaje en función de la situación o del interlocutor).

Los déficits pueden agruparse en cuatro grandes áreas : funciones motoras, funciones lingüísticas, funciones visuoespaciales y visuoconstructivas, y área social y adaptativa.

Si tenemos en cuenta los déficits que presenta el trastorno , no es difícil esperar o anticipar las dificultades que las personas van a tener para seguir una vida académica como el resto de sus compañeros.

Las dificultades nos van a afectar a la comprensión lectora, síntesis de información, desorganización , lentitud, dificultad con el grafismo, dificultad en actividades motoras como las clases de gimnasia o dibujo, etc.

Como podemos observar, muchas de estas características o signos son compartidos por otros trastornos como el TEA y el TDAH. En el caso de las personas con TANV se da una diferencia marcada entre el CI verbal y el CI manipulativo. Anteriormente se conocía como síndrome del lóbulo derecho, ya que bajo esta categoría se incluía a niños con problemas visuoespaciales, de coordinación motriz y de inteligencia social. Actualmente , Crespo y Narbona (2009) hipotetizan que a este trastorno subyace una alteración fisiopatológica que afectaría a ambos hemisferios, aunque se sigue hablando de la dominancia del hemisferio derecho.

El TANV se puede presentar como un trastorno primario ( único trastorno que presenta la persona , o trastorno principal) o como secundario a cromosopatías o afectaciones de la sustancia blanca del cerebro.

Estamos ante una realidad diagnóstica con una peso alto en desarrollo académico y social de las personas. La falta de una intervención adecuada puede ocasionar abandono escolar y graves dificultades en el rendimiento. La intervención requiere de un equipo multidisciplinar que actúe sobre las dificultades a niveles de procesamiento motor, de lenguaje no verbal, de aprendizaje y social. La colaboración entre psicólogo , pedagogo y logopeda va a ser crucial para generar tratamientos eficaces y eficientes.

Para más información podéis consultar la web de la Asociación Nacional de afectados por el TANV.


Rebeca Cabrera Urquía, Mstra. Terapia conductual, Licenciada en psicología clínica, Diplomada en logopedia, Experta en trastornos psicológicos del niños y del adolescente. Creadora del programa PAAIGI.




© 2016 PAAIGI por Rebeca Cabrera Úrquía.

No olvides seguirnos en las redes sociales:

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social de YouTube
  • Instagram